Baños de película

Un espacio sagrado en el que compartir el cotilleo y hablar sobre la vida, una bañera en un hotel de lujo llena de miles de burbujas. El baño es uno de los entornos más importantes en las películas (¡y a veces hace que saltes del asiento y se te caigan las palomitas!). Aquí tienes algunas de las escenas de baño que más nos gustan y que aparecen, precisamente, en las películas y en las series.

Los baños que aparecen en la tele, lejos de la privacidad de los nuestros, nos permiten echar un vistazo a uno de los lugares más personales de la gente. Nos muestran relaciones entre amigos y amantes, conversaciones que serían privadas, o esas escenas llenas de vapor algo subidas de tono. Por supuesto, con esta intimidad se da la oportunidad de sorprender y asustar. Los malos pillan por sorpresa a sus víctimas cuando están desnudas o son vulnerables (sí, ya sabemos qué cortina de ducha se te ha venido a la mente). Asimismo, estamos muy familiarizados con el uso de los espejos del baño en las películas de miedo…

Así pues, tanto si te escondes detrás del sofá porque vienen los malos como si no te puedes retirar de la pantalla por la cita romántica que va a tener lugar en el baño, te traemos una ronda de los momentos más icónicos que se han visto en la pantalla en los baños. ¿Exploramos estas aguas? ¡Zarpamos!

Pretty Woman

Teníamos que empezar con un clásico de los 90. Vivian (Julia Roberts), tan contenta pensando que el billonario Edward (Richard Gere) no la está viendo, canta fuera de tono la canción Kiss de Prince mientras está rodeada de espuma en una bañera GIGANTE (sí, nos da envidia la bañera). Esta comedia romántica es perfecta para que la podamos ver mientras disfrutamos de un baño. ¡No escatimes en espuma!

Dato curioso: mientras se grababa la escena, el equipo de la película le gastó una broma a Julia Roberts y se fue del baño mientras ella lo daba todo con la canción de Prince.

Llena la bañera de espuma con nuestras burbujas de baño.

Friends

Seguro que estarías de acuerdo con que alguien te preparara un baño para que así no lo tuvieras que hacer tú. Pues eso es algo que experimenta Chandler en esta clásica escena de Friends. Chandler que es incapaz de entender por qué a Monica le gusta tanto darse baños (sí, sí, Lush también se sorprendió), así que esta intenta que Chandler se quede con la boca abierta preparándole un baño de espuma, sales, velas y una canción de Enya. Chandler, a quien le encanta la experiencia, intenta prepararse un baño unos días después, pero todo le sale mal y dice: «El agua está tibia. Las sales no se han disuelto y se me han metido en cierta parte». La próxima vez que quieras darte un baño, deja que te lo prepare otra persona para que lo disfrutes aún más.

Prueba Deep Sleep, nuestro cubo de sal epsom, para disfrutar de un baño suavizante. Eso sí, el barco te lo tendrás que buscar tú…

God is a woman, de Ariana Grande

Vale, técnicamente no estamos hablando de una bañera, pero si los remolinos de agua morada que aparecen en el vídeo de God is a Woman no te traen a la mente el #BathArt de nuestras bombas de baño, ¿qué te los va a traer? El inventor de producto director digital Jack Constantine creó Goddess, una bomba inspirada en el vídeo musical de Ariana Grande para que puedas bañarte en aguas lilas psicodélicas como hace ella.

Lo que la verdad esconde

¡Cuidado, spoilers! Son pocos los momentos en el baño tan tensos como este. Harrison Ford, que aquí está muy lejos del personaje adorable que normalmente interpreta, tiene el papel del Dr Norman Spencer en esta película de miedo sobrenatural de los 2000; trabaja como investigador científico en una universidad y tiene un oscuro secreto. No vamos a destripar la trama, pero te podemos decir que probablemente estarás al borde del asiento mientras ves cómo Michelle Pfeiffer intenta tirar con el pie del tapón de una bañera que se llena muy rápido (tendrás que ver la peli para saber qué pasa). No nos eches la culpa si después no pones los pies en una bañera por una temporada…

Dato curioso: en realidad, la bañera tiene un rebosadero, lo que significa que, en la vida real, la bañera no se habría llenado tanto como en la escena.

Si quieres disfrutar de un baño muy oscuro, dale una oportunidad a Black Rose.

Paddington

Si necesitas un respiro después de lo que te acabamos de contar, te traemos a un osito adorable. Realmente no tenemos que explicar mucho, pero ¿qué hay mejor que ver a Paddington familiarizándose con una bañera para humanos antes de rodar escaleras abajo en una bañera? Es adorable, ¿verdad?

Dato curioso: en el libro original, la bañera de Paddington se desborda, simplemente, lo cual es mucho menos dramático que la escena extravagante de la película.

Prueba Brightside para un baño repleto de cítricos.

Girls

No podíamos hablar de escenas de baño y dejarnos en el tintero la serie Girls, porque está llena de ellas. Lena Dunham, la directora y protagonista de la serie, no le tiene miedo a la desnudez. En Girls, usa las escenas del baño para hacernos llegar algunos de los momentos más emocionantes e íntimos de la serie, desde la evolución de algunas amistades y relaciones hasta discusiones y escenas seductoras.

De hecho, el episodio piloto abre con una escena en el baño, donde Hanna y Marnie, que son mejores amigas, conversan en la bañera (Hanna dando buena cuenta de una magdalena y Marie depilándose las piernas). En Girls, los baños permiten que se compartan secretos y sentimientos… y vamos a admitirlo, ¿quién no se ha ido con una amigo o una amiga al baño en una discoteca para enterarse del último cotilleo de la noche?

Si quieres disfrutar de un baño frutal, prueba la bomba de baño Peachy.

La forma de agua

Un cuento rollo Frankenstein de Guillermo del Toro. La forma del agua cuenta la historia de Elisa, una conserje que establece una relación singular con una criatura anfibia en cautividad.

La película, gracias a su naturaleza acuática, tiene unas cuantas escenas de baño; sin embargo, una de ellas es especialmente memorable. El baño es un lugar de refugio y el agua es una fuerza reconfortante en la película. Elisa, demostrando el cariño que le tiene a la criatura, tapa la puerta del baño con toallas y lo inunda para que puedan estar juntos. ¿A que es romántico?

Dato curioso: la escena se grabó bajo el agua, en un acuario humano. Tanto Sally Hawkins como Doug Jones tuvieron que salir a la superficie para tomar aire antes de volverse a sumergir para grabar esta original escena. 

Si de las profundidades del mar quieres disfrutar, Big Blue tendrás que comprar.

¡Y ahora ha llegado tu momento!

Crea tu propio momento peliculero con nuestra gama de productos para el baño.

Página de inicio - Baños de película