Fluoride

Ingrediente

Fluoride

Beneficios

Synthetic

Nos preocupan los dientes, pero no siempre le ponemos remedio, así que... ¡un poquito de flúor puede ayudar!

¿Qué es el flúor y cómo funciona?

Los fluoruros son unos compuestos químicos que contienen flúor (F), uno de los elementos más comunes de planeta. Los fluoruros se pueden encontrar en la tierra, en los depósitos de rocas, en la lluvia, en los ríos y en los seres vivos, dado que estos beben agua.

Los efectos positivos del flúor en nuestros dientes se han estudiado desde principios del siglo XX. Así es como el fluoruro sódico (NaF), una sal del fluoruro, acabó en la mayoría de los productos dentales de todo el mundo. Incluso se ha añadido al agua potable local en algunos sitios. En efecto, el compuesto se recomienda ampliamente para remineralizar el esmalte y reparar agujeros. Asimismo, limita el que las bacterias ocasionen daños, de forma que se reduce el riesgo de caries.

¿De dónde obtenéis el flúor?

Debido a su efecto positivo en el esmalte y en las caries, la industria dental le ha dado un buen empuje al flúor. Este es el motivo por el que algunos países lo añaden al agua potable; se incrementan las oportunidades de añadir el flúor a la rutina de las personas. Así pues, es probable que tengas contacto con él, pero no lo sepas.

El asunto varía según el país: en 2022, el sistema de fluoración del agua implicaba al 73 % de los residentes de Estados Unidos que usaban agua pública, mientras que en Inglaterra hablamos solo del 10 %*. En territorio europeo, la fluoración del agua es mucho menos común. Normalmente puedes preguntar sobre los niveles de flúor a la empresa con la que has contratado el agua.

Asimismo, se emplea habitualmente en las pastas de dientes y en las limpiezas bucales para combatir las caries, y algunos dentistas ofrecen tratamientos con otros objetivos.

*Fuente: Informe sobre la supervisión de la salud de la fluoración del agua de 2022, Office for Health Improvement & Disparities, marzo de 2022.

La postura de Lush respecto al flúor en la pasta de dientes

Para algunas personas, el flúor es controvertido. Una de las críticas principales es que la gente que vive en una área en la que existe fluoración del agua no tiene otra opción que consumir flúor.

En Lush, creemos que queda a tu elección decidir qué encaja contigo y qué no. Vemos el flúor como una de las herramientas que se pueden utilizar para apoyar el cuidado bucal. No obstante, no sustituye el proceso mecánico de lavarse los dientes y utilizar hilo dental o cepillos interdentales (¡dos veces al día, por favor!) y visitar al dentista y al higienista con cierta frecuencia.

Te recomendaríamos introducir el flúor en tu rutina cuando tengas una época especialmente golosa para atacar el sarro y las caries.

¿Te decantas por el flúor o no te animas? Encuentra la rutina bucal adecuada aquí.