🎁 ¿No sabes qué regalar el Día de la Madre? | Mira este directo

📅 ¡Recuerda hacer tu pedido antes del 28/04 para que llegue a tiempo!

Ir al contenido

Cómo cuidar el pelo claro

Cuidar del pelo cano o claro no tiene por qué ser complicado. Simplemente debes servirte de los poderes de los ingredientes naturales y más frescos para tener un pelo de ensueño.

Cuando sientes el pelo perfecto, ¿cómo está exactamente?

Abordar el pelo claro de forma general puede ser peliagudo, así que, si quieres que el pelo rubio brille y acapare todas la miradas, es mejor no categorizarlo como «seco», «dañado» o «graso». Al final, el pelo rubio es mucho más que eso: ¿por qué no te centras entonces en el efecto que quieres para conseguir así un cabello espectacular?

Respecto a los pelos claros, existen muchos productos que aseguran que pueden hacer que los platinos, los dorados y los canos plateados luzcan maravillosos. Sin embargo, en lugar de simplemente ir acumulando productos que te prometen todo y que luego te decepcionan, es mejor reflexionar sobre cómo usamos los productos (y cuáles usamos). Piensa lo que quieres de tu pelo y el aspecto o la sensación que te gustaría crear; así podrás empezar a reunir una serie de productos e ingredientes que se adecúen a tus necesidades. Empezar a entender más en profundidad tu propio cabello (sea rubio o no) puede animarte a idear una rutina capilar a medida. Los siguientes pasos te pueden ayudar a encontrar los productos correctos para disfrutar de un pelo de cine.

¿Qué es el pelo rubio?

Los pigmentos feomelanina y eumelanina, que se producen en el córtex (la capa media del pelo), determinan el color natural de nuestro cabello. El pelo más claro, generalmente, crece sin médula (la capa interna del pelo) y no afecta a sus funciones, pero significa que el pelo claro es, a veces, más fino que el oscuro. Pese a ello, es frecuente que las personas rubias tengan más pelo que aquellas que lo tienen oscuro.

La naturaleza fina del cabello hace que tengamos que tratarlo con cuidado, dado que puede ser muy quebradizo.

El cosmetólogo e inventor de productos Daniel Campbell explica: «La linaza es genial para el pelo más fino dado que es rica en proteína y minerales y ayuda a hidratar el pelo, y el aceite de oliva también es bueno para la resistencia a la tracción. Todo lo proteínico es estupendo para tener un pelo suelto, y los productos que aumentan visiblemente la cutícula del cabello son eficaces para que parezca que tengamos más pelo y más volumen».

¿Cómo cuidar el pelo natural?

No es ningún secreto que la madre naturaleza nos ha proporcionado unos cuantos ingredientes maravillosos para cuidarnos el pelo, sobre todo para tenerlos claros y brillantes. Salvo que quieras exprimirte un limón en la cabeza (lo cual no es que tenga mucho glamour) hay muchos productos que hacen uso de estos ingredientes increíbles de una forma más práctica. Desde la camomila, el romero o el coco hasta el aceite de almendra, pasando por la hoja de violeta o la miel, existen un montón de ingredientes que se pueden convertir en remedios estupendos para el pelo.

Una de las primeras cosas que hay que saber es que los cabellos claros naturales y los teñidos probablemente difieren en cuanto a necesidades, tal y como explica Daniel Campbell: «Mientras que el pelo rubio natural se debe a una falta de pigmentación en el pelo, el rubio teñido se consigue cuando el peróxido penetra la cutícula del pelo y desnaturaliza la proteína de color». Aquellos cabellos tratados químicamente tienden a ser más porosos, lo que significa que pueden hacer frente a los contaminantes de forma más rápida. Con el paso del tiempo esto puede dar lugar a tonos estridentes, algo decepcionante para quienes buscan el pelo envidiable de Marilyn.

El pelo rubio natural suele ser fino y a veces lo dejamos aún más lacio utilizando productos inadecuados o aplicando más cantidad de la que necesitamos. Esto puede solucionarse si utilizamos menor cantidad de un producto y un acondicionador más ligero. También si aplicamos tratamientos capilares regularmente (¿por qué no reservar 20 minutos una vez a la semana para mimarse?) o experimentamos con diferentes productos para ver cuál te va mejor. Por descontado, todos estos factores pueden variar dependiendo del estilo que quieras conseguir.

Hablemos de champús

El mundo del champú está repleto de mensajes confusos. Hay quienes dicen que deberíamos usarlo un día sí y otro no, pero también los hay que apuestan por un uso diario, así que no es de extrañar que no sepamos la frecuencia con la que nos deberíamos lavar el pelo. En cualquier caso, la amplia y rica variedad de aceites, extractos y mantecas naturales nos permite cuidar el pelo sin que tengamos que preocuparnos por arrebatarle sus aceites naturales o por dañarlo a la primera de cambio.

Para los cabellos claros y finos, el champú Big aporta un volumen y un brillo espectaculares. La infusión de limón fresca y orgánica y el zumo de lima orgánico hacen que las cutículas se aplanen para reflejar mejor la luz. Mientras que el aceite de coco suaviza, la sal marina gruesa, repleta de minerales naturales, aporta volumen y brillo y ayuda a mantener el cuero cabelludo en buenas condiciones gracias a la exfoliación que supone. El intenso aceite de nerolí siempre es una apuesta buenísima para el pelo, pues mejora la resistencia a la tracción para evitar que se quiebre. Además, deja el pelo fuerte, sano y con un olor embriagador.

Por otro lado, si lo que buscas es un buen producto con limón para mantener ese dorado, la respuesta es Montalbano. Este champú sólido revitalizante está repleto de aceite de limón de Sicilia y zumo de limón, un agente oxidante suave que trabaja con los rayos ultravioleta para acelerar la iluminación. Se trata de una combinación de ensueño que da lugar a cabellos brillantes y felices; todo esto se traduce en que se pueden mejorar de forma natural los tonos más claros. Montalbano también tiene aceitunas verdes, que mejoran la elasticidad y la resistencia a la tracción, y romero para un efecto calmante y equilibrante en el cuero cabelludo. Es perfecto si te tiñes el pelo con frecuencia. Además, ¡te dura unos 80 lavados!

El acondicionador adecuado

Los acondicionadores funcionan como un antiestático y contribuyen a que el pelo esté más suave y brillante. Nuestros acondicionadores, desde el intenso American Cream hasta el ligero Veganese, contienen un antiestático diferente que hace que cada uno tenga un resultado distinto. Así pues, el acondicionador que elijas va a suponer un factor diferencial en el resultado final. Salvo que necesites hidratación de las raíces a las puntas, los acondicionadores se aplican de medios a puntas (se evita el cuero cabelludo, donde ya está presente la grasa), se dejan unos pocos minutos y después se aclaran.

En Happy Happy Joy Joy se da una combinación gloriosa de nerolí, azahar y absoluto de rosa perfuma el pelo. Contiene aceite de jojoba, el más parecido a la grasa del cuero cabelludo, y es ideal para los cabellos finos pero abundantes. El aceite de almendra acondiciona y revitaliza, mientras que el pomelo y el azahar hacen que el pelo brille y esté estupendo. Este aroma energizante durará tanto como el brillo, así que prepárate para que la gente se dé la vuelta cuando pases por delante de ella.

El gel de alga agar es una solución limpiadora derivada del alga que puede utilizarse para suavizar el pelo. Este ingrediente rico en minerales se usa en Veganese, otro acondicionador ligero para hidratar el pelo sin apelmazarlo. Tiene lavanda y romero para equilibrarlo y para mantenerlo fresco y sin grasa durante más tiempo, así como zumo de limón orgánico, que aporta brillo. Es lo suficientemente ligero como para que el pelo fino pueda tener mucho volumen y brillo.

La leche de soja y el yogur ricos en proteínas hacen que Retread sea un acondicionador supersuavizante; con él podrás encaminarte hacia un pelo sano. Este acondicionador reparador, que no aporta mucho peso, contiene aceites de oliva, aguacate y jojoba para aumentar la resistencia a la tracción y la elasticidad, y proporciona hidratación a cada mechón a la vez que mantiene el volumen. Además, el gel de alga agar recubre el pelo con un efecto sérum, y lo deja suave al tacto. Retread huele a violetas, azahar y nerolí, y está repleto de hierbas para que tanto tú como tu cabello estéis felices.

Si lo que buscas es un pelo brillante, hidratado y con olor a vainilla, el aguamiel hidratante y la lanolina del acondicionador American Cream te lo darán. Las fresas repletas de vitamina C y las naranjas, que aumentan el brillo, le dan a este acondicionador un aroma celestial. Una fuerte carga antiestática hace que sea el acondicionador ideal para quienes no quieren encrespamiento pero sí unos mechones brillantes. Es el que más acondiciona y es ideal para los cabellos sedientos o muy gruesos, dado que contiene lanolina, que deja un resultado maravillosamente suave.

Hablemos de tonos

Mientras algunas personas prefieren un dorado increíble, otras optan por tonos más fríos. Quienes tienen un pelo rubio platino, cano y plateado necesitan una táctica un poco diferente para mantener perfecto su color claro. Los champús y los acondicionadores morados pueden dar un poco de miedo al principio, pero esas botellas grandes de ese color intenso son las mejores amigas de las personas que tienen cabellos claros si quieren desterrar los tonos amarillos. Los tonos violeta funcionan a la perfección para hacer que el pelo esté más brillante, dado que se oponen al amarillo en la rueda de colores; lo neutralizan y por tanto le dan un tono más frío a los cabellos aclarados químicamente.

El champú Daddy-O, creado por el cofundador de Lush y tricólogo Mark Constantine, contiene pigmento de violeta para corregir el color del pelo, así como limón y lima orgánica, que hacen que las cutículas capilares se aplanen y reflejen más la luz, lo que tiene como resultado un pelo brillante y precioso. Además, el alga aserrada y el aceite de coco virgen extra hidratan y suavizan, mientras la sal marina fina levanta el pelo y le da volumen, hidratando cada mechón para que esté sedoso.

El acondicionador sólido American Cream aporta un brillo de película; sus zumos frescos de naranja y fresa limpian y dan brillo a cada mechón, además de aplanar la cutícula para que el pelo refleje mejor la luz. La proteína de trigo hidrolizada reconstuye el pelo desde el interior y hará que sea más resiliente. Además, reparará el daño acumulado recubriendo el pelo y juntando las puntas abiertas. El sirope de agave le da al pelo un acabado con más cuerpo.

Tratamientos capilares

Los tratamientos de aceite caliente y prelavado están repletos de fruta fresca, mantecas hidratantes y ricos aceites esenciales, así que son la receta perfecta para un pelo contento. ¿A qué estás esperando? Aplícate estos productos (unos ya están listos y otros los tienes preparar tú) para el pelo seco y para que la riqueza de sus ingredientes penetre bien en tu pelo.

En el tratamiento capilar Marilyn, el limón, la camomila y el azafrán se alían para brindarte un aspecto ligeramente bronceado en el que no hay cabida para los amarillos feos, mientras que el aceite de oliva virgen extra fortalece para evitar que el pelo se quiebre. La linaza suavizante también hidrata el pelo sin apelmazarlo y da lugar a un tratamiento más ligero que se puede usar regularmente para mantener el color, el brillo y la fuerza. Marilyn es el mejor amigo de tu pelo.

Cuando el pelo necesite un poco más de amor y cuidado, el aguacate y los aceites de oliva y almendra del tratamiento de aceite sólido H.O.T son la solución. Este tratamiento, que es capaz de mejorar el brillo y la elasticidad del cabello sin importar lo mucho que te lo hayas procesado, se puede diluir un poco si tienes el pelo fino o dejarlo muy concentrado si tienes mucho. La sal marina levanta un poco el pelo, mientras que los aceites ricos en vitaminas calman las cutículas del cabello y lo hidratan, hecho que lo hace más fácil de manejar y menos propenso a que se quiebre. Y eso no es todo: este tratamiento tan fácil de usar hacen que los 20 minutos que dura sean maravillosos por su olor.

Encontrar los productos adecuados para el pelo es un arte y una ciencia al mismo tiempo, pero no tiene que ser un engorro. Ya sea que vayas a teñirte, tengas un pelo rubio natural o un plateado, con una correcta selección de ingredientes y un objetivo en mente no nos cabe duda de que tu pelo claro seguirá siendo una estrella.

Ahora que ya sabes exactamente lo que quieres para el pelo, ¿por qué no le echas un vistazo a los tratamientos capilares, a los champús o a los acondicionadores?

Página de inicio - Cómo cuidar el pelo claro