Nuestro programa de reciclaje: devuélvenos tus envases

“Hacia un consumo consciente y un auténtico equilibrio entre el comercio y los recursos naturales" - El equipo de Lusher Than We Found It

¿Quieres ir directamente al qué, cuándo y cómo participar en este programa? Haga clic aquí.

La decisión de desarrollar este programa surgió, en parte, a raíz de los comentarios de los clientes y del personal que recibimos en 2020. Estaba claro que tener más opciones en lo que respecta a los incentivos de reciclaje era imprescindible para nuestra comunidad. Nos esforzamos por cumplir nuestro objetivo de ofrecer a los consumidores una experiencia de compra sin residuos. Seguimos inventando revolucionarios productos desnudos; desarrollando materiales de embalaje únicos; trabajando en envases de plástico reutilizables y estudiando otras opciones para el futuro que permitan, por ejemplo, rellenar los botes.

Pero en lo que respecta a este nuevo programa de reciclaje, he aquí cómo surgió . . . 

Cuando nos enteramos de que, incluso con todos los programas de reciclaje que existen en muchos países, solo se recicla entre el 9 y el 12% de los plásticos, supimos que teníamos que hacer algo.

En lo que respecta a España, el reciclaje de residuos municipales se situaba en el 35% en 2018, según los últimos datos presentados por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, y solo un 25% del plástico se recicla actualmente.

En Lush, la mayoría de los envases de plástico que utilizamos son reciclados y reciclables, y tenemos un programa de devolución de botes negros que está en marcha desde 2008. Si tenemos en cuenta la increíblemente baja media mundial de reciclaje de plásticos, nuestra tasa de devolución interna de envases -aproximadamente del 10% en España- parece bastante positiva. Pero sabemos que, en cualquier caso, ambas cifras son demasiado bajas. El plástico puede ser un gran material cuando se utiliza y reutiliza de forma responsable: es flexible, fácil de limpiar, ligero, duradero y barato. Pero el hecho de que alrededor del 90% de los artículos de plástico que se crean estén hechos de plástico virgen es simplemente asombroso. El plástico en sí no es el problema, sino nuestra continua producción de nuevos plásticos (que depende de la extracción de combustibles fósiles), su uso excesivo y la manera irresponsable en que los desechamos causando una contaminación catastrófica a nuestro planeta.

También sabemos que las instalaciones de reciclaje actuales a menudo no pueden procesar o “leer” el plástico negro. Lo que significa que los envases negros acaban incinerados o en los vertederos, incluso cuando son perfectamente reciclables. Para intentar hacer frente a esto, probamos diferentes colores y aditivos para nuestros envases, pero cuando analizamos más a fondo la industria descubrimos que una gran parte de nuestro reciclaje podría acabar en países con malas prácticas de gestión de residuos, independientemente de cómo cambiáramos el material plástico durante el proceso de producción. 

¿Entonces, por qué el plástico negro?

Al elegir el plástico negro reciclado, podemos utilizar fácilmente materia prima 100% reciclada después de su consumo. Esto se debe a que no tenemos que ser demasiado exigentes con los colores de la materia prima y podemos incorporar muchas fuentes diferentes de plástico PP reciclado.

Al final, nos hemos dado cuenta de que lo más responsable que podemos hacer es incorporar la mayor cantidad posible de nuestros envases de plástico en un circuito que podamos controlar.

Así que el resultado de nuestra investigación fue simple... ¡Nos vamos a hacer con todos! 

Tanto en sentido figurado como literal, queremos hacernos aún más cargo de nuestros envases de plástico y asegurarnos de que nuestras botellas, botes y tarros tengan la nueva vida que sabemos que podrían y deberían tener. Al pasar a un sistema de depósito, en el que los clientes de Lush compran sus productos sabiendo que están "alquilando" el envase y que pueden devolverlo cuando hayan terminado, hacemos que la reducción de residuos y el reciclaje de recursos sea nuestra responsabilidad. Todo lo que necesitamos que hagan las personas es devolver sus envases vacíos a las tiendas.

Este proyecto es un gran paso en nuestra misión de dejar el mundo mejor de lo que lo encontramos y hacer el negocio más circular.

Paso a paso hacia un modelo de economía circular.

La economía circular es un modelo de producción y consumo que implica compartir, alquilar, reutilizar, reparar, renovar y reciclar materiales y productos existentes todas las veces que sea posible para crear un valor añadido. De esta forma, el ciclo de vida de los productos se extiende.

En la práctica, implica reducir los residuos al mínimo. La idea es que cuando un producto llega al final de su vida, sus materiales se mantienen dentro de la economía siempre que sea posible. Estos pueden ser productivamente utilizados una y otra vez, creando así un valor adicional.

Contrasta con el modelo económico lineal tradicional, basado principalmente en el concepto “usar y tirar”, que requiere de grandes cantidades de materiales y energía baratos y de fácil acceso.

¡Tenemos un reto para el 2022!

Consiste en lo siguiente: devuelve todos tus envases de plástico Lush a tu tienda más cercana y ayúdanos a reciclar 150.000 envases este año, lo equivalente en peso a ¡una orca!. Conseguir este reto significaría que estamos reciclando internamente 1/3 parte de todos los envases que vendemos, y eso es un gran paso.¿Te unes a la revolución del reciclaje?

Para lograrlo tenemos un programa de reciclaje que no te dejará indiferente…Cuando lleves tus envases a tu tienda favorita Lush podrás elegir entre llevarte una mascarilla fresca gratis a cambio de 5 envases, o que se te devuelvan 0,50€ por envase para poder gastar en tu compra del mismo día.

Página de inicio - Nuestro programa de reciclaje: devuélvenos tus envases

Copyright © 1995–2022 Lush Retail Ltd.