🎁 ¿No sabes qué regalar el Día de la Madre? | Mira este directo

📅 ¡Recuerda hacer tu pedido antes del 28/04 para que llegue a tiempo!

Ir al contenido

Cómo se hace nuestro papel de regalo

Lo usamos para escribir, envolver, incluso leer, pero ¿alguna vez has pensando en el impacto que tienen nuestros hábitos de papel en el planeta? Te explicamos por qué usamos opciones regenerativas y recicladas para envolver nuestras cajas de regalo.

Los árboles son impresionantes: regulan el clima, limpian los ríos, protegen las reservas de agua fresca y crean lluvia. Los bosques acogen a casi toda la biodiversidad mundial y sirven de hogar para muchas especies. Además, nos proporcionan pulpa, el material que se usa para hacer papel.

¿Cuál es el problema?

La industria del papel a menudo acarrea serias consecuencias medioambientales, y es una de las principales causas de la deforestación. Es usual que los árboles que se utilizan habitualmente para hacer papel virgen (papel que se fabrica sin emplear fibras recicladas), como la acacia o el eucalipto, estén extremadamente sedientos y sequen el suelo. Esto tiene un impacto significativo en la biodiversidad de la tierra, en la calidad del agua y del medio ambiente, y muchos de los árboles que se utilizan para hacer papel provienen de bosques en peligro o irremplazables.

En Reino Unido, si bien es verdad que el uso del papel ha disminuido en los últimos años, se sigue usando una cantidad increíble: 12,5 millones de toneladas de papel y cartón todos los años. Y, lo que es peor, la mitad del papel es de un solo uso y acaba en la basura. Para que nos hagamos una idea, la cantidad de papel que va a los basureros cada año llenaría 103 000 autobuses de dos pisos. Y ahí no acaba la cosa: el papel se pudre y produce gases de efecto invernadero que se dirigen a la atmósfera y que son perjudiciales.

Pero no todo es drama. Reciclar y reutilizar el papel supone un 70 % menos de energía si lo comparamos con fabricarlo a partir de materia prima. El papel se puede reciclar en cualquier sitio de cinco a siete veces, así que tiene sentido reciclarlo y reutilizarlo tanto como podamos.

Puedes comprarles a tus seres queridos los regalos de Lush con tranquilidad, porque el papel de regalo que utilizamos está hecho de fibras recicladas y regenerativas.

El arte y la ciencia de hacer papel

En Lush pensamos mucho tanto en la fuente que nos proporciona el papel de regalo como en los ingredientes del interior. Aquí tienes un poquito más de información sobre la gente (y las historias positivas) que hay detrás de ambas cosas.

Residuos de papel reciclado con fibras de plátano (hecho en Zambia y Reino Unido)

La fibra de plátano de One’s Planet Café nació del deseo de encontrar soluciones a retos sociales y medioambientales. La fibra de plátano es un material completamente renovable dado que los tallos maduran en un año solamente. Las hojas de fibra de plátano no tienen químicos y se hacen en la fábrica verde One Planet de Zambia.

One Planet Café está contribuyendo al cambio social. La organización ha reducido la deforestación y la caza furtiva de animales en peligro de extinción en la zona, ha ayudado a cientos de niños y niñas a ir a la escuela y ha abastecido a la comunidad con agua limpia, redes para protegerse contra la malaria, lámparas solares, educación sanitaria y apoyo médico.

La fibra de hoja de plátano, que es de una alta calidad y de comercio justo, se convierte en papel gracias a la colaboración con Frogmore Paper Mill, en Reino Unido.

Ha habido un molino en Frogmore durante unos 1000 años, y está actualmente dirigido por un fideicomiso de conservación y educación: Apsley Paper Trail. El molino, como cuna de la revolución industrial papelera, contribuyó al progreso del mundo del papel y sigue fabricando este material tan versátil hoy en día. Para hacer papel, Frogmore utiliza un 75 % de material reciclado y un 25 % de fibra de plátano producida por One Planet Café. Este papel les da un toque precioso a las cajas de regalo de Lush. El molino elabora papeles hechos a medida a partir de todo tipo de materiales, como semillas, pétalos, tela vaquera y plátano.

Papel AKAYA (hecho en Japón)

El águila real caza en los entornos abiertos. Sin embargo, un incremento reciente de las monoplantaciones de cedros le está dificultando la caza y la alimentación, hasta el punto de estar en peligro de extinción.

Un proyecto en el pueblo de Minakami, en Japón, está contribuyendo a la regeneración de los campos para el águila real mediante la reducción de viveros de árboles para crear más entornos abiertos y está haciendo también que las monoplantaciones dejen paso de nuevo al estado natural del bosque.

Cerca del bosque, una pequeña fábrica hace castañuelas con madera sostenible. El proyecto utiliza las láminas de madera restantes del proceso para el papel de Lush en Japón; de esta forma se crea una relación entre el bosque, los animales y las personas.

Khadi Papers, papel de algodón suprareciclado (hecho en la India)

Khadi Papers se especializa en papel hecho a mano, y trabaja con productores en el sur de la India. La empresa genera empleo sostenible y a largo plazo en la comunidad local: da trabajo a unas 60 personas, hombres y mujeres, de pueblos locales, lo que les permite tener un ingreso regular en el que poder confiar. Respecto a las mujeres, ganan independencia y respeto en la comunidad, pues reciben su propio salario.

El papel que se hace en el molino de Khadi se crea a partir de retales de camisetas de algodón. Estos se mezclan con agua y se machacan mecánicamente para producir la pulpa que se convertirá en papel más tarde. El proceso de la fabricación del papel es completamente orgánico y no emplea ni lejía ni otros materiales dañinos, de ahí que se reutilice el agua sobrante para regar los cultivos que tienen allí mismo, donde cosechan mangos, plátanos y verduras orgánicas.

Khadi Papers, papel lokta renovable (hecho en Nepal)

El papel lokta que produce Khadi se hace en Nepal. El lokta, un arbusto de hoja perenne, crece a los pies del Himalaya y es un recurso renovable. La corteza se puede transformar en un papel resistente hecho a mano, que también se tiñe a mano y se utiliza para envolver tus productos de Lush.

La fabricación del papel tiene lugar en Bastipur, donde el clima cálido permite que el papel se seque al sol todo el año. Originalmente, se trataba de un programa social para mujeres de la zona marginadas. El papel se termina en Bansbari, Kathmandu, donde se tiñe a mano a través de la técnica tie-dyed.

Papel 100 % reciclado (Francia e Italia)

¿Alguna vez te has preguntado dónde terminan los periódicos? Si nos centramos en Europa, tal vez en un molino de papel. El papel 100 % reciclado de Lush se hace de un 80 % de periódicos, revistas y libros que se han devuelto o que no se han vendido (en inglés se conoce como post-consumer waste). Estos residuos se echan en una máquina para hacer pulpa (como una batidora grande de comida) y se mezclan con agua para crear una mezcla. Se emplean aire comprimido, enzimas naturales y tensioactivos para desteñir y blanquear el papel. Esto significa que no se utiliza ni lejía ni cloro para su fabricación.

Encontrar un papel reciclado de calidad puede ser complicado, pues son muchos los molinos de papel que han cerrado ya. Por esta razón, parte del papel reciclado lo hemos conseguido en Francia y en Italia. Todo esto nos sirve para mostrar lo importante que es apoyar estos negocios y que así no acaben perdiéndose.

¡Regalos a montones!

Explora nuestra colección caleidoscópica de regalos; son todos preciosos y tienen distintas formas, tamaños y colores. Si lo que buscas es algo con lo que tú mismo/a puedas envolver el regalo, también lo tenemos: nuestros knot wraps (que, además, están hechos de distintos materiales, no solo de papel).

Página de inicio - Cómo se hace nuestro papel de regalo